• Ana Sancer

Es la habilidad para atender y transformar la ira y arreglar las diferencias sin violencia ni destrucción.

Es ser paciente y tener disposición para dejar pasar el placer temporal en favor de una meta más difícil e importante.

Es perseverancia, a pesar de una fuerte oposición y grandes desilusiones.

Es tener humildad y saber reconocer los errores que se cometen.

Es capacidad para enfrentarse con la frustración y la derrota, sin permitir que las fuerzas flaqueen.

Es poder tomar decisiones y mantenerlas.

Es el arte de vivir en paz con aquello que no podemos cambiar.

Es tener corazón para cambiar lo que debe ser cambiado y sabiduría para conocer la diferencia.