• Ana Sancer

A veces resulta insoportable la vulnerabilidad que produce expresar la ternura hacia los demás y podemos llegar a sentirnos débiles al hacerlo. Sin embargo, poder encontrar la manera auténtica y real de mostrar nuestros afectos requiere de una gran fortaleza. La misma que requiere estar con contacto con uno mismo para conocer y reconocer dichos afectos.